Acogida y proximidad en nuestras organizaciones sociales

Imagen: Centre Sant Jaume de Badalona

La acción de las entidades del sector social de la Compañía de Jesús en Cataluña ha llegado, durante el año 2018, a más de 20.000 personas. Algunas porque han recibido acogida, formación o acompañamiento por parte de estas entidades, y otras porque han participado en las diversas actividades de sensibilización que llevan a cabo para extender esta red de solidaridad y contribuir a la construcción de una sociedad acogedora. Un millar de personas, de las cuales más de 800 son voluntarios y voluntarias, lo han hecho posible.
 
Más de 8.000 personas, entre ellas cerca de un millar de niños y jóvenes, han recibido atención directa por parte de nuestras entidades. Se trata de personas que se encuentran sin recursos o en situación de riesgo de exclusión, sin hogar, migrantes o solicitantes de asilo en situación administrativa irregular, internos en el Centro de Internamiento de Extranjeros, personas con problemas de adicciones, gente mayor que vive sola, niños y jóvenes que necesitan apoyo educativo, etc.
 
Los diversos programas de acogida y atención que tienen en marcha las entidades permiten acompañar a estas personas y facilitarles el camino hacia una vida digna. Es un acompañamiento que se hace desde un trabajo basado en la acogida y la proximidad, implicando a las familias y el entorno, y en colaboración con diversas redes y plataformas, para que la acción que se hace sea realmente transformadora. Además, cerca de 6.000 personas han sido beneficiarias de los servicios de distribución de alimentos de la Fundación la Vinya en L'Hospitalet de Llobregat y Arrels Sant Ignasi en Lleida.
 
Además del trabajo de acción directa sobre las personas más vulnerables, las entidades dinamizan actividades de sensibilización, como el Espacio Interreligioso y las actividades en relación a la diversidad cultural y religiosa de Migra Studium, que han llegado a más de 4.000 personas, la campaña contra el absentismo escolar en la que ha participado el Centro Sant Jaume de Badalona, las acciones formativas impartidas en escuelas por parte de Arrels Sant Ignasi en Lleida, o la segunda edición de la carrera organizada por la delegación de Entreculturas en Barcelona, en la que participaron 900 personas.
 
De los diversos proyectos que se han llevado a cabo durante el año pasado, hay que destacar el impulso para la construcción de un nuevo centro en Badalona, para mejorar el equipamiento y el servicio que ofrecerá el Centro Sant Jaume, con muchas más posibilidades de atención y acompañamiento a los niños, jóvenes y familias. Su construcción ya se ha iniciado durante la primavera de este 2019. También hay que señalar especialmente la acogida temporal de 21 personas migrantes o solicitantes de asilo por parte de 20 familias que han decidido abrir las puertas de su casa no sólo para ofrecer techo y comida sino también acompañamiento y amistad. Son las familias que forman parte del programa Hospitalarios de Migra Studium, que durante el año 2019 está teniendo también un importante impulso.
 
"Situaciones que no son normales"
 
Trabajar sobre el terreno y junto a las personas más vulnerables hace que las entidades sean conscientes de las situaciones de injusticia y sufrimiento que desgraciadamente se dan en los barrios. "Hay situaciones que no son normales. No es normal que haya personas que pasan frío, sed y oscuridad porque no pueden pagar los suministros. No es normal que haya familias que para llegar a fin de mes tengan que ser atendidas en el banco de alimentos. Tampoco lo es que la gente mayor se encuentre en situación de soledad y aislamiento", denuncia en su memoria 2018 la Fundació la Vinya.
 
Las personas que trabajan para cambiar esta realidad lo hacen convencidas de que la proximidad y las pequeñas acciones contribuyen a transformarla. "Puede parecer un imposible en este tiempo donde la hostilidad se hace presente en forma de indiferencia, discursos del miedo, vallas y muros. Pero no lo es, porque sabemos que acoger y ser hospitalarios es la forma más natural de relación, es el impulso que nace dentro de nosotros ante quién es vulnerable o necesita nuestra ayuda", afirma la memoria de Migra Studium.
 
La llamada que hacen las organizaciones es a todas las personas que puedan sumarse a estos proyectos, personas dispuestas a convertirse en acogedoras y hospitalarias haciendo voluntariado, colaborando económicamente y/o haciendo difusión de la labor que se hace. A principios de curso las entidades convocan un encuentro informativo abierto a todos y dirigido especialmente a aquellas personas que se quieran plantear la posibilidad de hacer algún tipo de voluntariado.
 
Forman parte del sector social de la Compañía de Jesús en Cataluña las fundaciones Migra Studium de Barcelona, la Vinya de L'Hospitalet del Llobregat, Salut Alta y Carles Blanch de Badalona, Arrels Sant Ignasi de Lleida y la delegación de Entreculturas en Barcelona.
  • Memòria 2018 Fundació Migra Studium [leer]
  • Memòria 2018 Fundació Salut Alta: Fem camí, deixem petjada [leer]
  • Memòria 2018 Fundació La Vinya: Persones, comunitat, transformació social [leer] 
  • Memòria 2018 Arrels Sant Ignasi [leer] 
  • Memòria 2018 Centre Sant Jaume-Fundació Carles Blanch [leer] 

 

Fecha de la noticia: 
26 de Julio de 2019

Jesuitas de Cataluña - c/ Roger de Llúria 13, 08010 Barcelona - tel. 93 318 37 36 - jesuites@jesuites.net