El jesuita Ismael Moreno denuncia las agresiones que sufren defensores de los derechos humanos en Honduras

El P. Ismael Moreno, entre Sonia Herrera, de Cristianisme i Justícia y Dani Vilaró, de Amnistía Internacional

El jesuita hondureño Ismael Moreno, más conocido como P. Melo, está durante este mes de mayo en Cataluña. Es director de Radio Progreso, emisora emblemática que se ha destacado por su independencia editorial y su postura crítica con el gobierno. Dirige también el ERIC, -el equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús en Honduras- y es reconocido por su compromiso en la defensa de los derechos humanos.
 
Estos días, en varias poblaciones catalanas, el P. Melo da testimonio de la difícil situación de los derechos humanos en su país. Este jueves 18 de mayo lo ha hecho en Barcelona, en un acto en el centro de estudios Cristianismo y Justicia, que ha contado con la colaboración también de Amnistía Internacional.
 
Esperanzado en un futuro mejor para el pueblo hondureño, el presente que ha dibujado, sin embargo, es desolador: un país con un alto índice de violencia, con una gran desigualdad, empobrecido debido al narcotráfico y de la alianza entre los intereses de la oligarquía y de las empresas transnacionales, y gobernado por un régimen que avanza, dijo, hacia una dictadura política, militar y económica.
 
En este contexto, las organizaciones sociales y los defensores de los derechos humanos se encuentran en un momento muy crítico. "El gobierno quiere eliminar toda aquella oposición que no controla", ha denunciado el P. Melo con contundencia. Para ello sigue una estrategia que en primer lugar busca silenciar las voces críticas, impidiendo su aparición en los medios de comunicación, depués se les estigmatiza, desacredita y criminaliza y, finalmente, pueden acabar también perdiendo la vida, como el caso reciente de la activista medioambiental Berta Cáceres, asesinada hace unos meses.
 
"Es por eso que es importante que se nos escuche y se nos conozca internacionalmente", agradecía Ismael Moreno, que ha querido insistir en que "lo que nos pasa a nosotros es la expresión de la indefensión que sufren muchas personas y comunidades". Con todo, el P. Melo destacó la riqueza de Honduras, por su extaordinària biodiversidad y por la alegría y servicialidad que caracteriza el pueblo hondureño. "Son los valores que no nos deben quitar", afirmaba, "y a veces me parece que nuestras palabras son demasiado débiles ante un régimen que es destructor de un proyecto de vida".
 
Desde Amnistía Internacional, Dani Vilaró destacaba que testigos como éste son muy importantes. "Son personas valientes, que afrontan contextos muy complicados y reciben ataques y agresiones por su activismo en favor de los derechos humanos". Por ello la entidad pide que sean escuchados y cuenten con el apoyo y la protección que necesitan. Hay que tener en cuenta que 280 personas fueron asesinadas en el mundo para defender los derechos humanos durante el año 2016. En el caso de Honduras, Amnistía Internacional ha mostrado su preocupación por el alto índice de violencia y las agresiones que sufren los defensores de los derechos humanos y los activistas medioambientales, uno de los colectivos que está siendo víctima de esta violencia.
 
Al finalizar la charla, la plataforma Berta Vive de Cataluña entregó a Ismael Moreno el Premio Voces del XIII Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona, que en su pasada edición premió el documental Guardiana de los Rios y que la Plataforma recogió en nombre de Radio Progreso. La comunidad hondureña en Barcelona también quiso expresar su agradecimiento al P. Melo por su compromiso.
 
Fecha de la noticia: 
19 de Mayo de 2017

Jesuitas de Cataluña - c/ Roger de Llúria 13, 08010 Barcelona - tel. 93 318 37 36 - jesuites@jesuites.net