La campaña Hospitalidad llaman a mejorar las condiciones de acogida a las personas migrantes y refugiadas

Las políticas migratorias llevan a miles de personas a poner en riesgo su vida

Coincidiendo con el día internacional de las personas migrantes, este lunes 18 de diciembre, la campaña Hospitalidad, que impulsa la Compañía de Jesús, denuncia una vez más la falta de compromiso por parte de las instituciones para acoger en condiciones a las personas migrantes y refugiadas que llegan al territorio español. "El gobierno continúa recibiendo a las personas migrantes con los brazos cerrados", afirman las entidades que promueven esta campaña.
 
En su comunicado, la campaña hospital señala el aumento de llegadas durante este año 2017, con prácticamente 20.000 personas que han llegado especialmente por vía marítima. Muchas de ellas son solicitantes de asilo, menores de edad o víctimas de trata de personas que, ante la saturación de los centros de primera asistencia y estancia temporal, terminan encerradas en centros de internamiento sin la atención humanitaria suficiente. Es el caso, por ejemplo, de 460 personas llegadas hace pocas semanas por mar, para las que la respuesta del gobierno español ha sido privarlas de libertad en un centro penitenciario de Archidona, Málaga.
 
Mientras la solidaridad y hospitalidad con los migrantes forzosos es patente en la sociedad española, esta actitud no se refleja en la gestión del ejecutivo. Los plazos de reubicación y reasentamiento de solicitantes de asilo terminaron el pasado mes de septiembre, y España sólo había cumplido el 14% de las cuotas acordadas. "Debemos exigir a las autoridades que refuercen la actitud de hospitalidad de la ciudadanía en lugar de obstaculizar la acogida y la armonía social con discursos que asocian migraciones con falta de seguridad o terrorismo", afirman las instituciones que promueven la campaña Hospitalidad, todas ellas dedicadas a la atención de personas migrantes y refugiadas, y a la cooperación internacional. Pero constatan que "nos encontramos con retóricas y políticas de criminalización y discriminación de las personas migrantes y refugiadas que vienen en muchas ocasiones desde las propias instituciones de gobierno, con claros ejemplos como el internamiento de personas migrantes en la penitenciaria de Archidona o la más reciente acusación de tráfico de personas a la activista por los derechos humanos Helena Maleno".
 
Las entidades constatan también que la tendencia en las políticas migratorias es blindar y cerrar las fronteras a cualquier precio, lo que tiene como consecuencia que no se hayan habilitado vías seguras para refugiados y que miles de personas pongan en riesgo su vida para intentar llegar a Europa. Son ejemplo las llamadas "devoluciones en caliente" que se producen en Ceuta y Melilla, por las que España fue condenada hace apenas dos meses por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Del mismo modo, estas políticas fronterizas condicionan la ayuda oficial al desarrollo en terceros países africanos a su capacidad de ejercer control y freno de la movilidad de las personas migrantes. La campaña reclama recuperar la inversión en la cooperación internacional al desarrollo en países de origen, que cayó un 72% entre 2009 y 2015, como instrumento fundamental para mejorar las condiciones de vida de estas personas.
 
El comunicado pone atención especial a las personas con un perfil de mayor vulnerabilidad, sobre todo los menores extranjeros no acompañados. Multitud de jóvenes menores de edad están viviendo en la calle (como sucede en Melilla arriesgando su vida al intentar colarse en barcos o camiones rumbo a la península), o internos en los CIE (el Servicio Jesuita a Migrantes identificó hasta 51 menores internados en el año 2016). Es urgente garantizar la protección y tutela de menores migrantes no acompañados, aplicando el principio de interés superior del menor por encima del resto de aspectos, así como acompañarlos en su proceso de crecimiento. Esta tarea, en lugar de ser realizado por las instituciones, termina siendo responsabilidad de las ONG.
 
La campaña Hospitalidad defensa la acogida integral de las personas migrantes y hace una llamada a garantizar el respeto a los derechos humanos y la dignidad de todas las personas. "Nos sentimos llamados por un sentimiento de solidaridad y de inclusión y queremos que este espíritu de ser tierra de acogida se extienda a toda la sociedad".
 
Más información: Campaña Hospitalidad


Fecha de la noticia: 
18 de Diciembre de 2017

Jesuitas de Cataluña - c/ Roger de Llúria 13, 08010 Barcelona - tel. 93 318 37 36 - jesuites@jesuites.net